La estabilidad macroeconómica del Perú con tasas de crecimiento por encima de 3% en los últimos años, la construcción de las líneas 2, 3 y 4 del Metro de Lima que conectará aún más la ciudad y la cartera de inversión estimada en 108,757 millones de dólares para los próximos seis años, han convertido a la capital del país en una ciudad atractiva para las inversiones extranjeras.

Según el Banco Central de Reserva (BCR), la inversión extranjera directa alcanzó los 2.051 millones de dólares en el primer trimestre de este año, lo que significó un incremento de 61% respecto a lo registrado en similar periodo del año 2016.

¿Cómo impacta en el sector inmobiliario?

Según, Sandro Vidal, gerente de Investigación de Colliers International, en los últimos años se ha observado una participación directa de colocación de oficinas para empresas extranjeras en un 25%.

«Los estándares corporativos internacionales orientan la oferta de oficinas Prime a brindar principalmente seguridad, confort y exposición. Estas empresas buscan un edificio que en el largo plazo se mantenga competitivo por ubicación y producto. Entre las características de las oficinas prime destacan la ubicación, la altura de los pisos, tamaño de planta (desde 500 m2), lobby a doble altura, automatización, entre otras afirma Vidal.

San Isidro Financiero, el gran protagonista

Actualmente, el 51% de oficinas prime se ubican en San Isidro.
Los Edificios, Torres de San Isidro y Chocavento son opciones a destacar por su ubicación y características.

Fuente: Diario Gestión