Muchas empresas están considerando nuevas propuestas de diseño que equilibran espacios de relajo y concentración, en beneficio de los colaboradores.

Estas son las 5 claves para tener una oficina con estilo. Atención:

  1. Déjele las distribución a los especialistas. Una oficina pequeña no tiene por qué dejar de ser cómoda y eficiente.
  2. La oficina debe reflejar el “alma” de la compañía. Para conseguirlo hay que pensar en ella como la carta de presentación de la empresa.
  3. Las nuevas propuestas incorporan el medio ambiente al interior del inmueble, ya sea utilizando recursos ecológicos o elementos naturales.
  4. Hay que dejar atrás la idea de las ventanas como un privilegio de los ejecutivos con mayor jerarquía. La luz natural debe llegar, en los posible, a todos los trabajadores.
  5. Una propuesta de tendencia es el Open Space, donde los espacios suelen ser abiertos, con pocos cerramientos para fomentar la integración y comunicación del personal.
  • Fuera de lo común
    • Una sala de reuniones puede convertirse en un ambiente más cómodo con sofás, butacas y mesas de café, y no por ello dejará de cumplir la misma función.
  • Áreas comunes
    • Los espacios comunes fomentan la interrelación, por lo cual deben tomarse en cuenta incluso en oficinas pequeñas. Puede recurrir para ello a una barra con sillas altas o a un lounge para 2 o 3 personas con una pequeña mesa de trabajo.

¿Ya estás pensando en como implementar tu nueva oficina?

Oficinas en el centro financiero de San Isidro. Conoce TSI.

Fuente: Diario Gestión